viernes, 19 de septiembre de 2008

trabajo VS diversión

Hay mucha gente que se empeña en que su trabajo no sea divertido, otros que sencillamente tienen trabajos no divertidos, y otros (los menos) que procuran que, hagan lo que hagan, pasarselo bien. 

Una frase muy oída es : tú no vienes aquí a divertirte, vienes a trabajar. Y oye, ¿porque trabajar tiene que estar reñido con pasarselo bien? Yo creo que las empresas y centros de trabajo no cuentan con una visión holística del empleado, no se percatan que si el trabajador se lo pasase bien en su puesto de trabajo quizá rindiese más, quizá fuese más contento al trabajo, quizá no faltase tanto ni se pondría tantas veces malo... Pero indudablemente la mayoría de nosotros y tal como está concebida esta sociedad no disfrutamos en el trabajo, y algunos no porque no queramos, sino porque no nos dejan, porque está mal visto, porque es un chalao quien no reniega de su faena y de sus jefes. Y los mismos jefes llevan en la sangre eso de que el empleado está para putearlo y sacar lo máximo de él a cambio de lo mínimo que se les pueda pagar. En este país, divertirte en tu trabajo es un lujo al alcance de muy pocos, cantantes y actores por ejemplo que yo no sé si realmente son felices con lo que hacen o más bien está sobre estereotipado que su actividad es placentera y se les niega el derecho de quejarse. O los futbolistas ¿me gustaría a mi ser Cristiano Ronaldo? Hombre, bueno está un rato y gana bastante dinero haciendo "algo que le gusta".

Muy poca gente gana dinero haciendo cosas que le gustan, pero yo también pienso que es que muy poca gente se propone que le guste aquello que hace, porque no creemos en nuestras posibilidades, ni en nuestro poder de cambio, de superación. Muchas veces somos nosotros mismos quienes nos ponemos la barrera y el inconveniente antes de que venga a ponérnoslo alguien, y otras nos resignamos a hacer aquello que no queremos porque a otra cosa no podemos aspirar. Bueno, quizá sea verdad, que en esta sociedad capitalista de consumo a lo máximo que podamos aspirar para ser felices sea a tener mejor tele o mejor coche, pero al final eso lo único que te sirve es para, al día siguiente, tener que volver a ir a trabajar.

Conozco a algunas personas, muy pocas, que son felicísimas con su trabajo, a ellos les digo que nos congratulemos todos por hacer algo que nos gusta, poder vivir dignamente de ello, y ser felices aunque haya a quien le joda.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

hola jaime soy adolfo lucido comentario y acertado ademas.

Como yo, tún eres un optimista de la vida que post tan bueno en los tiempos que corren, lo suscribo de la cruz a la fecha.
le das muy bien al magin muchacho.creo quires nos llevaremos mu bien lepero bueno!cuidate besicos adolfo

Jaime Morales dijo...

muchas gracias adolfo!

Félix dijo...

Bien, habría mucho que comentar sobre lo que has escrito, pero diré dos cosas: una, que es muy difícil ganar dinero con lo que te gusta (un ejemplo: escribir) y otra que no es imposible divertirse en el trabajo: un grupo de amigos con los que compartir un café en el descanso, un ambiente adecuado, un fondo de escritorio agradable en el windows, una música de fondo, un poco de espíritu positivo al levantarnos...