martes, 17 de junio de 2008

objetos perdidos

A lo largo del camino se suelen perder muchas cosas, son daños colaterales de un ciclo que no podemos evitar: caminar, seguir, porque detrás de un pie viene el otro y así incansablemente hacemos un camino que discurre por un mundo a veces angosto y complicado, otras paradisiaco y placentero.


Todo el mundo debería tener derecho a que su camino sea alguna vez paradisiaco y placentero, al menos eso es lo que promete la biblia, lo que garantiza un dios de pacotilla al que nunca le hemos visto la cara pero dice de sí mismo ser omnipotente y omnipresente.

Lástima que acabó ahí, en la caja de objetos perdidos, justo como a veces perdemos nuestros sueños, nuestra ilusión, nuestra fuerza y nuestra fe... así al menos sabré dónde buscar


-------------------------------------------------------------------------------------------------

3 comentarios:

manolo g. dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
manolo g. dijo...

AMNESIA

volvió de nuevo

comenzó a rebuscar
cambiando por completo
el orden de la caja

en un lateral pintado a lápiz
un letrero

objetos perdidos

no pudo encontrar nada

Sofé dijo...

Hola!
Explorando blogs di con el tuyo... y me encantó esto de los objetos perdidos. Yo espero que mis sueños no acaben en esa caja :)