lunes, 29 de septiembre de 2008

tan agustito

Hola queridos blogamigos

No me he olvidado de vosotros todos estos días, ni de mi blog (he de decir que estoy bastante orgulloso de él y lo abro cada vez que tengo ocasión para comprobar si alguien dejó algún comentario) pero estos días no he tenido el chichi pa farolillos (mítica frase by Pakita la del Barrio).

Tenerife debe ser algo así como un milagro, un escupitajo de lava exabrupta que se fue fundiendo en un mar azulísimo tan intenso que satura las pupilas. Si hay algo parecido a la gloria debe ser esto. Las bondades de la isla son innumerables, desde los paisajes, el clima, la gastronomía, la amabilidad y cariño de sus gentes... Hacía mucho que no disfrutaba tanto de unas vacaciones.

No me he dejado casi nada por detrás: La Orotava, Icod de los Vinos, Garachico, el Teide, Santa Cruz, Costa Adeje, El Puerto de la Cruz,... de cabo a rabo, de norte a sur. Se lo agradezco mucho a mi amigo Feder, porque contar con un anfitrión que te enseñe la isla con tan buen hacer es poco menos que un lujo.

Ahora me encuetro en el curso intensivo de la UIMP becado por el MEC. Chico, no pudimos tener más suerte, mientras otras sedes lo impartieron en monasterios o residencias, a nosotros nos pusieron un hotel de cuatro estrellas en el Puerto de la Cruz, con pensión completa. No nos queda mucho tiempo para disfrutar, son ocho horas a piñón de clases más ejercicios y tareas extra a modo de deberes, pero ¿qué quereís que os diga? que me quiten lo bailao, que yo hasta pa ir a clase me lo disfruto como un rey.

6 comentarios:

María.- dijo...

Un comentario para que tengas algo que leer cuando te enganches al blog! Y una recomendación a medias: hay un antiguo monasterio o convento (por algún lugar de esa isla, pero cerca del Puerto de la Cruz) que fue restaurado y convertido en varios restaurantes. Subiendo por sus preciosos jardines, el último de los restaurantes es mi pequeña recomendación! Yo fui invitada, debió costar caro! pero puedo decirte que me comí un solomillo con crema de café paris (o yo qué sé) que cambió mi percepción culinaria de por vida!
De esto hará como unos 5 años, así que no puedo darte más datos!(por eso es una recomendación a medias) Eso si: el restaurante tiene un gran salón, pero tb cuenta con una bodega encantadora y unos privados (donde comí yo) que debían ser las celdas de los monjes!
ea, queda dicho!

Rocio dijo...

yotambien estuve hace 7 años en ese monasterio comiendo.para dar un paseo por sus alrededores es estupendo.si tienes la posibilidad de ir fijate bien en todo podrias encontrarte con algo de las tierras onubenses,jajaja.me alegro estes conociendo ese paraiso tan bienm es genial. disfruta todo lo que puedas.besitosss

Rocío dijo...

Churrita, estas triunfando!!!! si no encuentras ese restaurante siempre te queda comerte un bocata de mortadela debajo de un draco milenario o palmerita decorativa con coco de postre incluido. Como decía el inigualable Adolfo Amaya: Menos nóminas queridos hermanos... vivir y experimentar sin el obstáculo del dinero...ese es el camino del nirvana

Jaime Morales dijo...

Maria! (que maria eres por cierto?) No te lo vas a ceer, pero he estado en ese monasterio que me dices, verdaderamente precioso!
Water! eres mi guia espiritual! jaja. Un besazo

manolo g. dijo...

qué bien te lo montas jodío!

María.- dijo...

Jajajaja!! no te comas la cabeza pensando y pensando en qué María seré... No nos conocemos!!
Ya sé que es un blog tan personal tan personal que no lo lee nadie (o al menos eso crees)! bueno, ya puedes cambiar el perfil...jeje!