martes, 17 de febrero de 2009

Segovia


¿alguna vez has tenido la sensación de haber viajado en el tiempo? ¿has sentido que 1000 años no son nada? ¿o que una amistad lo es todo? A veces las piedras no son más que eso, piedras, pero en otras ocasiones son capaces de hablar y hacerte sentir mil sensaciones por minuto. Mi amiga Marian me pidió con profunda querencia que le dedicase un post a la altura a esta ciudad, quizá no sabría como empezar pero sí tengo claro que el frio seco del invierno castellano no es impedimento ni condicionante para vivir con auténtica pasión las verdaderas pasiones de la vida. 

Ha sido un fin de semana precioso, y no fue la ciudad de Segovia la única que tuvo que ver en ello: encontrarme con vosotros, grandes amigos, familia,... es un placer del cada vez es más dificil disfrutar pero cada vez se aprecian más y se viven con más intensidad.

Quizá las piedras no hablen, o 1000 años pesen mucho en la historia, pero a mi no me engaña nadie: en muchas ocasiones nada es lo que parece ni nada está del todo establecido

1 comentario:

Rocio dijo...

Genial el post, como siempre jaime11le dan a una ganas de viajar y de explorar nuevos rincones!!un besote lepero y sigue informándonos de tus andadas